Enero

Enero

viernes, 1 de mayo de 2015

Amor eterno,la historia detrás de la canción.





Esta hermosa canción fue compuesta por el cantante Juan Gabriel (Alberto Aguilera Valadez que nació en Parácuaro, (México) 7 de enero de 1950; el fallecimiento de su madre la señora Victoria Valadez el 27 de diciembre de 1974 inspiró esta canción que más que una canción es un poema, un homenaje a todas las madres cómo el mismo Juan Gabriel menciona en sus presentaciones... y con respecto a la parte en que menciona a Acapulco hay varias versiones, una es que él estaba ahí cuando recibió la noticia, otra es que ahí tiene una casa que era de su madre. 

Se menciona mucho que esta canción la dedicaba Rocío Durcal a un hijo que muriera ahogado en las playas de Acapulco pero esto es una leyenda urbana, pero Rocío sólo tuvo 3 hijos, dos mujeres y un hombre y todos viven en la actualidad

Fue precisamente Rocio Durcal quién popularizara el tema, pero fue sin duda Juan Gabriel con su estilo único de interpretarla que la retomó en sus conciertos y logra transmitir ese sentimiento puro de amor a su fallecida madre. 

Alberto Aguilera, mejor conocido como Juan Gabriel tiene compuestas más de 1,800 canciones. 


Amor Eterno

LETRA:

Tú eres la tristeza de mis ojos
que lloran en silencio por tu adiós
me miro en el espejo y veo en mi rostro
el tiempo que he sufrido por tu adiós
obligo que te olvido en el pensamiento
pues, siempre estoy pensando en el ayer
prefiero estar dormida que despierta
de tanto que me duele que no estés

como quisiera, ay
que tú vivieras
que tus ojitos jamás se hubieran
cerrado nunca y estar mirándolos
amor eterno,
e inolvidable
tarde o temprano estaré contigo
para seguir, amándolos

Yo he sufrido tanto por tu ausencia
desde ese día hasta hoy, no soy feliz
y aunque tengo tranquila mi conciencia
se que pude haber yo hecho mas por ti
obscura soledad estoy viviendo
la misma soledad de tu sepulcro
tú eres el amor de cual yo tengo
el más triste recuerdo de Acapulco.

como quisiera, ay
que tú vivieras
que tus ojitos jamás se hubieran
cerrado nunca y estar mirándolos
amor eterno,
e inolvidable
tarde o temprano estaré contigo
para seguir, amándolos